7 cosas que se pueden hacer AHORA para solucionar el escándalo de las farmacias

Tiempo estimado de lectura: 2 minutos

Extracto del libro “Artur Mas: ¿dónde está mi dinero?” · Léelo gratis.

Después de ver los currículos de estos «expertos» y «asesores» que marcan las políticas sanitarias en nuestro país, la pregunta obligada es: ¿Vela esta gente por un sistema sanitario público, de calidad, equitativo y universal?, ¿o más bien velan por los millonarios negocios que ofrece a sus empresas un sistema sanitario privado? Por suerte, en nuestro país hay otros expertos, menos vinculados a los conglomerados financieros y empresariales, que trabajan para ofrecer alternativas de futuro para nuestro sistema sanitario. Estos expertos no oficiales lo tienen difícil para salir en los medios de comunicación privados, a las órdenes de las corporaciones, y en los medios públicos, a las órdenes de los partidos que trabajan para estas corporaciones. Aun así, su trabajo se abre paso poco a poco. Ante el evidente fracaso de las políticas actuales, cada vez más gente empieza a escuchar estas voces que ponen sobre la mesa otras medidas. Afortunadamente, decimos, estas voces son muchas, y hacer una selección es difícil.

A pesar de ello, presentamos las propuestas de dos grupos de trabajo: el Centro de Análisis y Programas Sanitarios (CAPS) y el «Manifiesto por una nueva cultura de la salud».

En su «Análisis del presupuesto de salud 2011 y propuestas alternativas para mejorar el sistema público»(2) el CAPS hizo las siguientes propuestas:

7 Propuestas sobre la política de los medicamentos:

· Selección centralizada de los medicamentos más idóneos para el conjunto del Sistema de Salud, con negociación de sus precios. Introducción de sistemas de precios relacionados con el valor terapéutico de los medicamentos.

·Prohibición total de la promoción comercial en los centros del Sistema Nacional de Salud , públicos y concertados.

· Sistemas de información sobre medicamentos y terapéutica independientes de la industria farmacéutica, propios del Sistema de Salud e integrados en las herramientas informáticas.

· Formación continuada organizada desde el mismo Sistema de Salud. Dejar de acreditar oficialmente los cursos organizados o patrocinados por las compañías farmacéuticas.

· Creación de Comisiones Fármaco-terapéuticas en todas las áreas sanitarias, con la función de garantizar la participación profesional y la gestión clínica en terapéutica, 9 Seleccionar las recomendaciones terapéuticas y los medicamentos de elección, garantizar y acordar la continuidad asistencial entre hospitales, atención especializada y atención primaria, concretar la formación continuada, y hacer un seguimiento de las prácticas preventivas y terapéuticas y de sus resultados.

· Establecimiento de sistemas de incentivos según indicadores de prescripción de medicamentos y uso de otras tecnologías sanitarias.

· Potenciar la implicación de la ciudadanía y de las personas usuarias.

Extracto del libro “Artur Mas: ¿dónde está mi dinero?” · Léelo gratis.


Enviar un comentario